Reseñas X: Drácula, La Leyenda Jamás Contada

Poster

Al principio tenía mis dudas sobre si en realidad podía escribir una reseña sobre la más reciente película sobre el vampiro más famoso de todos los tiempos, teniendo en cuenta que me quedé dormido justo en medio de la película, pero luego de revisar el argumento general de la historia en Wikipedia, me di cuenta que en realidad no me perdí tanto como creía y que sí puedo hablar de la película sin que nadie venga a echarme cuentos sobre ella.

Lo primero que se agradece de este versión de Drácula (Dracula Untold), es que no sigue los mismos patrones aburridos y repetitivos de las películas de vampiros, situadas en los años 90s, donde un héroe o heroína, con alguna conexión sanguíneo-familiar con los vampiros decide salir a cazarlos como si fuera exterminador de cucarachas en biblioteca de colegio público. No, de hecho esta historia nos traslada a la época medieval, en una época en que el Sureste de Europa se encontraba bajo las fieras garras del Impero Turco-Otomano, a punto de terminar de ejercer su soberanía en todo el viejo continente. Justo en el ojo del Huracán está Transilvania, donde el Príncipe Vlad Dracula, conocido como “El Empalador” ejerce una soberanía limitada al ser vasallo del Sultan Otomano.

Hasta ahí hay muchos elementos a favor. La ambientación de la época y el vestuario son apropiados al contexto, sin pasarse de chillones como en “Blancanieves y El Cazador“. Se notó así mismo una elección correcta del elenco, empezando con el protagonista, Luke Evans, que está en una racha de buenos papeles como Owen Shaw, en “Rápido y Furioso 6” y Bard en la trilogía de “El Hobbit“. y que en esta como el legendario y mítico Conde Drácula no sólo demuestra que tiene presencia en pantalla, sino que tiene una amplia gama de matices en su actuación, mismo que no podemos decir, por ejemplo de Tom Cruise, que hace el mismo papel en todas las películas. También en el elenco encontramos a Dominic Cooper, y en su eterno papel de malo a Charle Dance, pero incluso en esta, su enésima participación como villano … no desencanta. Todo lo contrario.

¡Por todos los cielos! ¡Resucitó Tywin Lannister! En forma de zombie… o de Vampiro?

La historia es concisa, entretenida y clara. Por supuesto, en ese tono Disney que tiene, muy poco terror o suspenso, pero si lo suficiente para consolidar una película con un héroe, capaz de sacrificar parte de su alma con miras a un bien común.  Nada mal para Universal, si es verdad que quieren traer una saga con los Monstruos-Héroes más reconocidos… aunque dudo que lleguen a la talla de The Avengers. Lo dudo mucho.

Calificación: 3.75/5.00

PD: En esta película los turcos son los malos, pero hay que tener la cabeza muy dañada y prelavada por los petrodólares venezolanos para creer que esta es una campaña en contra del Islam… por favor…

Reseñas X (Libros): The Help

Cubierta original de “The Help”, antes de la película….

No quiero dármelas del súper lector con lo que voy a decir, ni más faltaba, pero de todos los libros que me he leído, que Gracias a Dios no han sido tan pocos como los del colombiano promedio, “The Help”, novela escrita por la estadounidense Kathryn Stockett, es sin duda uno de los más emotivos y conmovedores.

“The Help” o como se conoce en español “Criadas y Señoras”, cuenta la historia de 3 mujeres (Aibeleen Clark, Minny Jackson y Eugenia “Skeeter” Phelan)  que viven en Jackson, Misisipi, en lo más rancio del racista y elitista Sur de los Estados Unidos, en el despertar de los Derechos Civiles con Martin Luther King, la desidia por la guerra de Vietnam, el ascenso del fenómeno hippy y el llamado al cambio de  John F. Kennedy, cambios que están muy lejos de si quiera afectar a Jackson, encerrado en una burbuja social que la escritora describe a la perfección.

La novela se divide en 34 capítulos, contados desde las perspectivas de sus tres protagonistas, similar a lo que hizo G.R.R Martin con Game of Thrones, excepto porque son sólo tres y no cincuenta mil, y también porque en lugar de capítulos infinitos, la autora proporciona muy bien su obra, haciendo pausas que en lugar de quitarle dinamismo y momentum a la obra, animan al lector a seguir leyendo.

Otra característica particular de esta novela es que, al igual que “Under The Dome”, no está escrita en inglés estándar, (sí, la leí en inglés) sino que replica en forma escrita los acentos propios de sus personajes. Es así como en los capítulos de Aibeleen y Minny ve uno constantemente la palabra “Law” y me tomó como 10 capítulos comprender que esa palabra utilizada como complemento de exclamación era sencillamente la palabra “Lord” pronunciada por una mujer negra del Sur Estadounidense. Y ese es el ejemplo más sencillo. Pero a pesar de lo que puedan pensar, esta forma de escritura no hace al libro menos interesante, sino todo lo contrario,se convierte en un reto divertido para el lector descifrar el significado de esa palabras y frases que tanto color le ponen a la obra.

Cubierta de “The Help”, después de la película…

Otro plus de esta novela es que, aunque en efecto es emotiva y emocional, en ningún momento es unidimensional. Cada uno de los puntos de vista, presenta una perspectiva emocional diferente. Mientras en los capítulos de Aibeleen impera el drama, en los de Minny se impone la comedia y en los de Miss Skeeter el valor y hasta un poco de romance. Y por cierto, además de estos personajes, tenemos como valor agregado a una de las antagonistas más detestables de todos los libros que he leído, es que ni Cersei, ni Smaug, ni Voldemort, ni Fernanda del Carpio, ni Big Jim, ni Junior, me han caído tan mal (de hecho me cayeron hasta bien) como esa racista, que se queda con Dolores Umbridge en el infierno de los villanos más aborrecibles de la literatura. Quizás, porque en efecto, la autora enfocó el racismo de cientos (sino miles) de personas en esa ciudad en un sólo personaje. ¿Cómo no la íbamos a odiar?

Para finalizar, “The Help” … un libro completamente recomendado, aunque no sé cuanto se haya perdido en la traducción en español.

Libro 8/12 para 2014


 

Ficha

Nombre: The Help

Autora: Kathryn Stockett

Berkley Books New York / Penguin Group

522 Páginas.

ISBN: 978-0-425-24513-2


PD: Aquí una probadita de Hilly… ¿Qué tal la infeliz?.

Reseñas X: El Libro De La Vida.

Poster promocional de “El Libro de la Vida”

Con un título y una historia más digna de ver un sábado por la mañana en algún mediocre canal infantil, que en una sala de cine, con crispetas y gaseosa, “El Libro de La Vida” empieza como un experimento interesante dentro del cine infantil, pero al final todo queda en más y más de lo mismo.

Hay que anotar que los productores y el director intentaron hacer “algo diferente” dentro de los límites del cine familiar, pero ese “algo diferente” quedó únicamente en una fotografía chillona y en la forma antropomórfica de los personajes, más parecidos a muñecos de madera que seres humanos de la vida real. Pero incluso si perdonáramos el asalto cromático al que nos somete el director cada 3 segundos y la visión incómoda de los personajes, lo que termina de dañar la experiencia es el guión, que precisamente en un intento desesperado de al menos interesar al público estadounidense, se va por los clichés típicos del cine gringo, sin ningún sentido y/u orden visible.

Es cierto que, de alguna manera, en un género completamente dominado por la influencia celta-noreuropea de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen y los hermanos Grimm, ver una historia inspirada en la mitología americana precolombina es hasta cierto punto refrescante, pero todo esa bocanada de aire fresco se apaga rápidamente con una fotografía y una historia francamente decadentes, que sirve de entretenimiento básico por hora y media, pero que después son fácilmente descartables.

No hay diálogos o escenas memorables, y dentro de las que podrían quizás calificar como tales, sólo encontramos un par de números donde los personajes (supuestamente mexicanos)  cantan a todo pulmón “Creep” y  “Can’t Stop Falling In Love”, joyas musicales de la música Anglo, por lo que rápidamente pierde su valor sentimental.

Me gustaría que Guillermo del Toro, que últimamente se ha dedicado a trabajar en proyectos tan mediocres como “Titánes del Pacífico” rescatara un poco de su magia. Para hacer el Laberinto del Fauno, El Espinazo del Diablo y Hellboy no necesitó recurrir a clichés baratos. Tocará esperar a ver con que sale en la próxima, ya sea como director (Crimson Peak) o como productor (Kung Fu Panda 3).

el libro de la vida color

Calificación: 3.70/5.00

Cantinflas (2014) ¿Es Tan Buena Como La Pintan? : Reseñas X

poster cantinflas

Lo primero que se me vino a la mente cuando estaba en el cine, hace como dos semanas, viendo la película “Cantinflas” fue: ¿A quién rayos se le ocurrió poner a Barbara Mori en el papel de Elizabeth Taylor?  Es decir, con todo el respeto que se merece la señora Morí, y con todo su recorrido como actriz y todo, pero ¿Elizabeth Taylor? O sea, ni en un millón de años podría la señora Mori si quiera emular la distinción y clase de la difunta actriz inglesa, pero ni en sus sueños. Y ese es quizás el punto más desafortunado de esta cinta: la representación de íconos del cine mexicano y estadounidense por un montón de actorcillos de pacotilla, graduados en las toldas de Televisa. ¿Era mucho pedir un poco más de respeto por esas figuras? Al director como que le pareció que no, y precisamente “ahí está el detalle”.

Todo lo anterior me hace pensar si en realidad “Cantinflas” es esa fabulosa película que el público y la crítica han alabado por igual, poniéndola en los Campos Elíseos del cine, no sólo mexicano y latinoamericano, sino mundial. Me hace preguntarme si los aplausos que se escuchan al final de la cinta tienen que ver más con el número de baile post-credits del actor Oscar Jaenada, que con la calidad de la película como tal.

¿Al final aplaudieron por la película o por esta escena de baile?

Es apenas obvio que “Cantinflas” no es una película mala, en absoluto, de hecho es una de las películas mejor escritas y dirigidas que se hayan realizado en latinoamérica, pero dista de ser esa estrella incandescente en el firmamento cinematográfico que algunos quieren  ver. Se le reconoce al director que para los papeles centrales eligió muy bien a sus actores. Oscar Jaenada (español) hace una interpretación magistral de “Cantinflas”, lo cuál lo tiene en la lista de invitados de cuanto premio a la industria fílmica exista o venga a existir el próximo año. Pero creo que en este punto también podría haber cierta exageración, siendo que fuera de la apariencia física, Cantinflas es un personaje relativamente fácil de imitar. Quizás Jaenada tiene un impresionante parecido físico y hasta vocal con el difunto Mario Moreno, pero no creo que esa interpretación haya sido particularmente tenaz. La contraparte de Jaenada en la cinta es Michael Imperioli, que interpreta al director Mike Todd, y se le reconoce que tiene buena presencia en pantalla, pero se sobreactúa por ratos, al igual que Ilse Salas, quien interpreta a la esposa de Mario Moreno, Valentina Ivanova.

Y vuelve  surgir la pregunta ¿Es Cantinflas tan buena como la pintan? Sí, se le reconoce que se esmeraron en hacer un guión entretenido, enfocado y atractivo; se le reconoce también una excelente fotografía, una gran puesta en escena, una muy buena representación de la época y hasta incluyamos en el paquete una buena interpretación del legendario “Cantinflas”, pero ni con todo eso alcanza para considerarla realmente “La mejor película del año”. Sí, es buena, interesante y biográfica, pero en definitiva, no es como la pintan,  aunque tengo la plena certeza que no se producirá otra película biográfica de Cantiflas mejor que esta.

Y pues si no les gustó la reseña, pues comenten.

Calificación: 4.35 / 5.00

La vuelta al mundo en 80 días, película que realizó Cantinflas para United Artists, punto sobre el que gira la trama de la película.

Reseñas X: American Horror Story: #Freakshow Episodio 1 “Monsters Among Us”

Promocional de #Freakshow

Llegó el mes de Octubre, y con él las decoraciones mediocres en centro comerciales, las maratones de películas de terror en todos los canales de cable y por supuesto la nueva temporada de American Horror Story, que esta nueva etapa se titula simplemente “Freakshow”. Pero a diferencia de lo prometido por los productores Ryan Murphy y Brad Falchuk, esta temporada, al menos luego de los visto en el primer episodio, no es tan oscura y tenebrosa como lo prometían.

Lo que sí reconozco de este primer capítulo es lo cinematográfico que se presenta. La serie nos transporta a 1952 a Jupiter, Florida, una típica población sureña en ese tiempo, antes que se la tragara el crecimiento monstruoso de Miami luego de la revolución cubana… pero en fin. Este capítulo está excelentemente escrito. Tiene un argumento coherente y establece rapidamente los personajes, a pesar de que son muchos.

La muerte de Eudora Tattler conmociona al pueblo de Jupiter en el momento que se descubre que en su aparentemente normal residencia, escondía a sus hijas siamesas Bette y Dot (Sarah Paulson), que en realidad se asemeja a un monstruo de dos cabezas. La apareción de semejante criatura llama la atención de Elsa Mars (Jessica Lange), dueña de un espectáculo de fenómenos (Freakshow) que busca convertirse en una atracción de renombre nacional. Elsa logra convencer a Bette y a Dot de unirse al Freakshow, ofreciéndoles protección y silencio luego de verificar que fueron ellas las asesinas de Eudora.

Mientras Bette y Dot se adaptan a la vida en la carpa de fenómenos, un misterioso payaso psicópata asesina a sangre fría a varias personas, tomando como rehenes a una típica belleza sureña y a un niño pequeño ¿Con qué motivo? Aún no se sabe. Este misterioso payaso,con serios problemas de manejo de ira, parece tener algo que ver con el Freakshow, observándolo de vez en cuando. Valga anotar que su máscara es tenebrosa.

En la carpa, Bette y Dot conoce al hombre langosta, Jimmy Darling (Evan Peters), un hombre con manos deformes que quiere desesperadamente salir de la carpa, usando sus encantos para engañar a cualquier mujer que se atraviese en su camino, incluyendo a Bette y a Dot. La madre de Jimmy, Ethel (Kathy Bates) es la fiel escudera de Elsa y convence a Jimmy que se quede en el Freakshow, mucho más ahora que Bette y Dot pueden sacarlo del anonimato. Mientras tanto Gloria (Frances Conroy) y su hijo Dandy (Finn Wittrock) se presentan interesados en las siamesas con oscuros propósitos.

El primer capítulo culmina con el asesinato del jefe de policia que encuentra evidencia del asesinato de Eudora por parte de sus hijas. Los fenómenos deciden tomar el asunto en sus manos y asesinan al sujeto, bajo la vista del payaso misterioso.

payaso misterioso

La serie empezó bien, en términos generales, pero le falta desarrollar un poco más su parte de terror. Falta poner a los personajes principales en un peligro real, ya que a diferencia de la temporada anterior, no hay una bruja mágica que los devuelva a la vida. La idea del primer episodio es enganchar a la audiencia con el resto de la temporada, y en eso fue precisamente en lo que falló. De nada sirve las actuaciones esplendidas de Paulson, Lange, Bates y Conroy, si al final de cuentas el argumento, aunque sólido le falta la chispa de suspenso.

Tocará ver si hay avances en el próximo capítulo con la entrada de Emma Roberts y Dennis O’Hare. De lo contrario, esta temporada podría ser el principio del fin para la antología de Murphy y Falchuk.