Sincelejo: Mototaxis, Muerte y Twitter.

Hace un par de días, Sincelejo se volvió a colar dentro de los Trending Topics de la popular red social Twitter para Colombia. Pero en lugar de ser una ocasión de orgullo regional, esta debía ser una ocasión de vergüenza para la capital del Departamento de Sucre.

En hechos ya ampliamente cubiertos y comentados por la prensa local, un mototaxista fue arrollado por una tractomula en la Autopista de la Sabana, que conduce de Sincelejo al municipio vecino de Corozal. Todo hubiese quedado en otro hecho morboso más, de no haber sido por la causa de dicho accidente: la policía.

sin mototaxis
Sincelejo, una olla a presión que finalmente terminó por estallar.

Aunque la verdad es algo tan relativo como el tiempo, tal como lo imaginó Einstein, si ya el mero hecho de que las acciones de un agente de policía hayan causado la muerte a un mototaxi era bastante grave, la forma en que quedó el cuerpo, completamente destrozado, fue la gota que colmó el vaso.

Sincelejo es un hervidero social. Detrás de los profundos cambios que ha tenido la ciudad, pasando de ser un pueblo grande a la cuota inicial de una ciudad, se esconde un drama social intenso del que el mototaxismo es sólo una faceta.

Sí, es probable que sean los mismos Sincelejanos los culpables de la situación pero los habitantes de esta ciudad están enfrascados en un circulo vicioso del que sólo una profunda reestructuración a nivel administrativo, en el ámbito municipal, departamental y nacional podrían sacarlos.

No es ningún secreto que en Sucre, la venta de votos es el pan de cada elección,  ciudadanos motivados por la necesidad imperiosa de asegurar la comida de una semana con lo que le pueda dar un político a cambio de un voto. Igual, piensan los sincelejanos y sucreños, vote o no vote, el político va a ganar. El político es elegido, no hace nada por el caos social y orilla al ciudadano a resignarse a vender nuevamente el voto en la próxima elección.

taxismoto
El impacto del mototaxismo en la economía sincelejana es innegable.

El mototaxismo ha sido, sino una bendición, al menos un alivio a la crisis del empleo en Sincelejo, una ciudad donde la actividad industrial es casi nula. MILES de muchachos, hombres adultos y hasta ancianos se levantan diariamente a conseguir el pan para el sustento de sus familias, sobre una motocicleta, bajo el sol inclemente del caribe colombiano.

El mototaxismo ha movido la economía de Sincelejo, una ciudad que antes de eso estaba estancada en un comercio de risa encabezado por “marcas” como “Almacen Carmencita” y “El Palacio de la Pantaleta”.

Pero a pesar de lo que ha significado el mototaxi para Sincelejo, la estigmatización y el acoso que han sufrido durante AÑOS los abanderados de este sector de la economía semi-informal es lo que ha marcado una profunda huella de rechazo y ha incubado el huevo de la violencia.

La policía, bajo no se que argumentos, pasa mas tiempo quitando motos en la ciudad, que por ejemplo, atrapando ladrones o metiendo presos a distribuidores y consumidores de drogas que pululan en todos los estratos sociales. Es así como de lo poco que consiguen los mototaxis para subsistir, deben pagar un tributo o subsidio a los bolsillos de los policias, que curiosamente intensifican estos operativas, por ejemplo, en Diciembre, por lo que muchos dicen que la policía, en efecto se está asegurando Diciembre a costa de sudor de los mototaxis.

No es sorprendente, entonces, que la muerte de un mototaxi, causada por un policía haya causado semejante demostración de barabarie dentro de la ciudad. ¿Pero quienes son los culpables? ¿La policía? No, o al menos no en su totalidad, lo cierto es que aunque la policía tiene autonomía para hacer sus operativos, se rumora que estos son cosas ordenadas por las administraciones municipales y que ellos, juntos con los comandantes van en una especie de miti-miti con los recursos recaudados, en una especie de impuesto nefasto que tira por el suelo cualquier esperanza de progreso.

Lo peor de todo es que los usuarios de Twitter, radicados en Sincelejo, ignoran todo lo anterior y se dedican a respaldar el estigma y acusar a los mototaxis de violentos y vándalos, siendo que muchos de esos BlackBerries y iPhones desde los que trinan son comprados con la plata corrupta de la politiquería sucreña o (irónicamente) con la cuota de una flotilla de mototaxis que papi o mami manejan, a costillas del sudor y la salud de los conductores de las motos.

Cada día me convenzo más que lo mejor que le podía pasar a Sucre es perder su calidad de entidad territorial autonoma, quitarle el poder a los ciudadanos de elegir a sus representantes locales. Las formas existen, la población votante de Sucre ha probado ser de las más ineptas del mundo ¿Por qué habría de garantizarle el derecho al voto a una población que no escarmenta, luego de los escándalos de parapolíticos y corruptos?

Formas para hacer eso hay miles, los congresistas colombianos son muy creativos a la hora de acomodar leyes, quizás  vaya siendo hora de que las acomoden pero para el bienestar del país.

Para finalizar algunos de los tweets que demuestran que algunos Sincelejano son tan estúpidos para trinar como para votar.

https://twitter.com/uchycorena/status/218503173986455554

Ese último si se debe llevar el premio Nobel a mejor ortografía en un tweet. Y luego nos preguntamos por qué estamos como estamos.
 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s