Todas las entradas por Carlos Mario Castro

Acerca de Carlos Mario Castro

Un escritor aficionado al que casualmente le da pavor escribir... Novela El Mototaxi: http://elmototaxi.wordpress.com

Los Más y Los Menos En Colombia (Parte 2)

En la entrega anterior clasificamos los departamentos colombianos por área y población, y comparamos con indicadores mundiales, esperando tener una segunda entrega. Y como lo prometido es deuda, en esta nueva nota veremos los más y los menos en Colombia, esta vez de acuerdo a otros dos aspectos: densidad e índice de desarrollo humano (IDH).  Empecemos.

Densidad.

Cabe anotar que no se debe confundir la densidad poblacional (Número de habitantes / Superficie) con la densidad que veíamos en química y física (masa / volumen), sé que parece una aclaración tonta, pero con los resultados de las pruebas PISA, uno nunca sabe.

Los tres departamentos más densamente poblados en Colombia son:

  1. San Andrés (1410 hab/km2)
  2. Atlántico (766 hab/km2)
  3. Cundinamarca (391 hab/km2)
San Andrés, Colombia.

Nada sorprendente a mi parecer, la verdad. La densidad suele representar que tan urbano o que tan country es un determinado lugar respecto a los demás. En el caso de San Andrés el hecho de ser 1) una isla con una población creciente , 2) sin mucha tierra para expandirse y 3) recibiendo al montón de empresarios paisas que se van a vivir allá para montar negocios aprovechando el turismo y los beneficios de Puerto Libre de la isla, literalmente tiene a la isla en camino a una explosión demográfica. En el caso del Atlántico, es el hecho de tener muy poca área y la cuarta ciudad más grande del país influye un poco y en el de Cundinamarca, pues a pesar de ser un departamento grande, tener una ciudad de 8 millones de habitantes pues tampoco ayuda mucho a disminuir la densidad.

Si Colombia tuviera la misma densidad de población de San Andrés, viviríamos en este país, muy apretados eso sí, MIL SETECIENTOS MILLONES DE PERSONAS, en lugar de los cincuenta millones que algunos (como yo) ya consideran una cifra escandalosamente alta.

Si San Andrés fuera un país independiente, increíblemente no sería el más densamente poblado del mundo; le ganarían Mónaco, Singapur, Bahrein y Malta… países que pueden considerarse más como ciudades-estado que como países en sí. Pero bueno, pasemos al otro extremo.

Los departamentos menos densamente poblados en Colombia son:

  1. Guainía (0,5 hab/km2)
  2. Vichada (0,6 hab(km2)
  3. Amazonas (0,7 hab/km2)

En Guianía, si la tierra se repartiera equitativamente entre sus habitantes, cada quien tendría derecho a 2 km2 de territorio (5 ciudades del Vaticano) o lo que es lo mismo 200 hectáreas de terreno. Si toda Colombia fuera tan densamente poblada como el Guainía, tendríamos una población de QUINIENTOS SETENTA Y UN MIL habitantes. ¿Se imaginan eso? Nada de trancones, ni transmilenios a reventar… todo un sueño.

Índice de Desarrollo Humano.

Pero aterrizando ahora en la realidad, pasemos al índice de desarrollo humano. “¿El qué?” podrían preguntar algunos, por eso trataré de explicar muy brevemente lo que significa esa expresión. El IDH es una forma de medir que tan bien vive la gente en un lugar de acuerdo a factores como los ingresos, la educación y la esperanza de vida. En Colombia los tres departamentos con IDH más alto son:

  1. Santander (0,879)
  2. Casanare (0,867)
  3. Valle del Cauca (0,861)

Bueno, lo de Santander no es TAN sorprendente como lo de Casanare “¿Casanare? ¿En  serio? ¿No ese el departamento donde no hay agua, luz, entre otras cosas?” Sí, el asunto con Casanare son las monumentales regalías que recibe, lo que hace que su IDH se eleve a los niveles de departamentos de índole industrial como Santander o el Valle (yo apostaba por Antioquia o Cundinamarca).

Bucaramanga, Santander.

De acuerdo con ese índice, en Santander, Casanare y Valle viven tan bien como lo hacen en Finlandia, Italia o España. Nada mal, según me parece, pero quizás la realidad no es tan buena como las cifras y si provienen del DANE, mucho menos. Pero demos la vuelta al asunto.

Los departamentos con IDH más bajo son:

  1. La Guajira (0,691)
  2. Chocó (0,731)
  3. Caquetá (0,752)

Al parecer hay 10 departamentos que viven peor que en mi natal Sucre, pero en fin. Si entramos a comparar, según el IDH, en La Guajira viven como en Palestina o Egipto… bueno y teniendo en cuenta la sequía en la que están metidos, creo que la comparación es apenas justa.  Lo interesante del asunto es que Chocó tiene un mejor IDH que Colombia como país, asemejándose a los niveles de Belice o Bosnia y el del Caquetá se asemeja al de Sri Lanka o Irán. Interesante ¿Verdad?

En la próxima entrega tocaremos dos aspectos en los que los países no suelen mentir tanto como en el IDH, serían el Producto Interno Bruto y el Producto Interno Bruto per cápita. Nos vemos.

Los Más y Los Menos En Colombia (Parte 1)

Departamentos de Colombia
Departamentos de Colombia

“¡Qué grande es Colombia!”… ¿Quién que haya nacido, crecido y/o vivido en este país no ha escuchado esa expresión? Después de todo, es el eslogan no oficial de cuanta agencia de viajes, campaña política y restaurante de comida típica ha aparecida en estas tierras olvidadas de Dios, pero ¿Alguna vez nos hemos puesto a pensar en verdad que tan grande es Colombia?

Para los pesimistas naturales que no prestaron mucha atención en la clase de Geografía de Noveno, ni han tomado la precaución de abrir un Atlas o al menos de entrar en Google Earth quizás les sorprenda que de hecho la frase no sólo es un invento patriotero, como el cuento del Himno Más Bello del Mundo (después de la Marsellesa), o de que aquí se habla el mejor castellano del Mundo… de hecho Colombia sí es un país grande, al menos en comparación con el tamaño promedio de otros países del mundo.

Colombia, incluso después del montón de mar que nos dejamos quitar de Nicaragua casi sin chistar, es el vigésimo sexto (26º) país más grande del mundo y aunque eso no pareciera ser tan maravilloso a simple vista, Colombia es más grande que el 90% de países y territorios que existen sobre el planeta tierra, lo cual incluye a todos los flamantes y poderosos países europeos, aunque de mucho no nos sirve si no hay empleo, aumenta el costo de vida y tenemos un presidente nefasto como el actual, pero bueno. Pero ahora ¿Qué pasa si no miramos a Colombia como un todo sino como la suma de sus partes? ¿Qué tal si comparamos los 32 departamentos de la república de Colombia por área, población, densidad, número de asesinatos entre otro aspectos, entre sí y con el resto del mundo?

En esta primera entrega responderemos esa pregunta desde dos aspectos: área y población.

Por Área

En cuánto al tamaño del territorio, los tres departamentos que se ganan el oro, la plata y el bronce son en su orden: Amazonas (109.665 km2), Vichada (100.242 Km2) y Caquetá (88.965 Km2). Si el departamento del Amazonas decidiera declararse independiente, se convertiría en el país número 107 por área en el mundo, quedando por encima de joyas como Guatemala, Islandia, Corea del Sur, Hungría y Portugal.  Vichada, que lo sigue de cerca ocuparía el lugar número 109 y  Caquetá el lugar 112. Nada mal para tres departamentos que sólo salen en los noticieros cuándo dan de baja a algún frente guerrillero o destruyen algún laboratorio de procesamiento de droga…

Pero ¿Qué pasa si hacemos la cuenta a la inversa? ¿Cuáles son los tres departamentos más pequeños de Colombia? En ese podium se ubicaría en primer lugar el recortado departamento de San Andres (52 Km2), seguido muy de lejos por el Quindío (1.845 Km2) y por Atlántico (3.388 Km2). Para que se hagan una idea de lo pequeña que es nuestra joya caribeña, el área POBLADA del distrito capital es unas 5 veces más grande, y dentro del siguiente departamento más pequeño (Quindío) San Andrés cabría 35 veces y sobraría espacio.

San Andrés Bogotá
Tamaño de l Departamento de San Andres, comparado con Bogotá.

Aún así, si San Andrés decidiera que luego de que Colombia se dejara quitar el mar del que se alimentaban la mayoría de su población, declararse independiente, habría cuatro países más pequeños que él: Nauru, Tuvalú, Mónaco y Ciudad del Vaticano.

Sincelejo San Andrés
O Con Sincelejo

Pero en geografía, el tamaño no siempre es lo de más. Es hora de pasar a población.

Por Población.

Los tres departamentos con más gente en Colombia (tomando los datos del Censo de 2005) son en su orden: Cundinamarca (9’467.562), Antioquia (5’750.478) y Valle del Cauca (4’524.678). Vale aclarar que en la población de Cundinamarca se incluye la población de su ciudad capital, Bogotá, a pesar de que en la práctica no hace parte de ella, pero para propósitos de esta nota, si lo hará. Trataremos el asunto en otra nota.

En Cundinamarca, incluyendo a Bogotá vive más gente que en Suecia, Austria o Suiza. En Antioquia vive más gente que en Dinamarca, Finlandia o Noruega.  Y en el Valle del Cauca vive más gente que en Uruguay, Panamá o Kuwait.

Haciendo la cuenta inversa, los tres departamentos menos poblados de Colombia son Vaupés (33.152), Guainía (43.314) y Amazonas (80.360) . Aquí las cosas se ponen interesantes. No sólo es que se pueda meter a la totalidad de la población del Vaupés o el Guianía en el Estadio Metropolitano o en el Campín, es el hecho de que la población de estos departamentos es menor que la de muchos municipios considerados pequeños, incluso para los estándares departamentales. La población de Vaupés es semejante a la del Municipio de Majagual, que es el séptimo municipio en el departamento de Sucre, que es el decimonoveno por población en Colombia. La población de Guianía es semejante a la del municipio de San Pelayo en Córdoba y la del departamento del Amazonas  es semejante a la población de Montelíbano, en el mismo departamento.

En la próxima entrega veremos los aspectos relacionados con Densidad y Calidad de Vida. No se lo pierdan.

Algunas Palabras Sobre “Guardianes de la Galaxia” y el Universo Marvel (Reseñas X)

Poster.
Guardianes de la Galaxia.

Hasta que por fin encuentro 45 minutos para actualizar mi blog en el que no había escrito desde, bueno desde hace 3 días, pero es que el cúmulo de películas que tengo sin reseñar parece amontonarse como debe estar amontonándose la ropa sucia en los respetables hogares del Departamento de la Guajira en estos momentos con semejante sequía. Reseñaré primero el súper- blockbuster del final del verano, que viene a ser el contentillo de Marvel y Disney  por este año, mientras sacan la segunda parte de The Avengers (que según escuché por ahí ya se encuentra en post-producción) y estamos hablando nada más y nada menos que de Guardianes de la Galaxia.

Lo primero que me llama la atención de esta cinta es su sospechoso parecido con la saga de George Lucas “Star Wars”, es decir, hay una federación intergaláctica de planetas, donde los enredos políticos están a la orden del día y donde nunca hacen faltan los chicos malos. Los dos conceptos son tan parecidos que no me hubiese sorprendido que hubiese aparecido Yoda, Obi-Wan o Han Solo de un momento a otro. Así mismo, el hecho de que esta película transcurra en la misma dimensión espacio-temporal de las otras películas de Marvel (Iron Man, Thor, Capitán América, etc, etc) la hace sumamente incoherente. Es decir ¿Cómo así que existe una federación intergaláctica y la Tierra no hace parte de ella? ¿Cómo así que vienen unos forajidos a robarse un sólo niño cuando en la práctica podrían llevarse 5000 malcríados de esos que están en las correcionales y venderlos como esclavos? Incluso, si el asunto fuera como en Star Trek, que los planetas son sólo invitados a la Federación (otro concepto muy similar) cuando son capaces de reproducir la tecnología warp ¿Quién asegura que los chicos malos de la galaxia, que son muchos, van a respetar eso y terminen esclavizando todo el planeta? A menos que la galaxia, por supuesto tenga suficiente presupuesto para mantener flotas cuidando estos planetas para que eso no suceda. Pero en fin.

Rocket y Groot
Rocket y Groot, los dos personajes animados por computador, que en ningún momento se ven fuera de lugar dentro de la cinta.

Habiendo dicho lo anterior, y superando esos parecidos “extraños” y las incongruencias del universo Marvel, diría que Guardianes de la Galaxia es digna de su etiqueta. Es una película Marvel/Disney con todas las de la ley: divertida, bien escrita, bien dirigida y con buenas secuencias de acción, claro que sin destacar demasiado sobre las otras, excepto sobre la primera película de Thor y sobre Iron Man 3, que son las más #meh del conjunto.

La gran fortaleza de “Guardianes de la Galaxia” es su elenco. Chris Pratt, quien pasó de ser un gordito cómico en Community a un musculoso bandido intergaláctico, es el ancla que soporta todo el engranaje de la cinta, al ser capaz de mantener secuencias divertidas, así como de acción e incluso dramáticas, siendo complementado a la perfección por Zoe Saldana y por Dave Bautista (de quién nunca había oído hablar hasta ahora) y por supuesto, los personajes creados por computadora Rocket y Groot. Como me vi la película doblada no podría decir mucho sobre la actuación de Bradley Cooper o de Vin Diesel, pero gran parte del peso cómico y dramático recae sobre ellos y en ningún momento se ven fuera de lugar en comparación con los actores de carne y hueso. Reconocimiento también a Glenn Close, a quien no veía en una película decente desde los tiempos del ruido y a Lee Pace, quien encarna al villano de la película (Ronan) y que nuevamente me deja descrestado con su capacidad de transformación: literalmente no lo reconocí.

Ronan, el acusador.
Y pensar que este es el mismo niño bueno y puro de Pushing Daisies…

No sé si en algún momento los caminos de los Guardianes de la Galaxia se lleguen a cruzar con los de alguno de (o todos) los Avengers, pero al menos una secuela parece segura.

Recomendación: No espere la escena post-credits. No vale la pena. Es en serio.

Calificación: 4.35/5.00

Felices Cuatro Años de M…

Dedicatoria: Con mucho amor para mis amigos Bobo-Santistas.

Hoy, 7 de Agosto de 2014 les tengo dos noticias, una buena y otra mala ¿Cuál quieren primero? La buena, ok, empecemos con la buena: hoy, luego de 1461 días de negociaciones con asesinos, resultados paupérrimos en educación, compra de votos, clientelismo, paros en todos lados, deterioro de la seguridad, de la infraestructura vial e inacción frente a los eventos climáticos, entre otras perlas, termina el gobierno de Juan Manuel Santos. La mala noticia es que a partir de hoy empiezan otros 1461 días de lo mismo, claro que todo elevado a alguna potencia mayor que 2, porque a diferencia de los cuatro años anteriores, Santos no va estar tratando de lucir bien  como hasta ahora para ganar votos.

Sólo en este país macondiano,  donde la realidad parece todos los días superar la ficción, un inepto de la calaña de Juan Manuel Santos, que no hizo nada en 4 años, puede ganar la reelección por más de 900.000 votos. Pero esto no es tan sorprendente si analizamos la taxonomía de los 7,816,986 votantes del hoy reelecto presidente.

Por un lado tenemos a todos aquellos que votaron por él porque recibían algún tipo de beneficio económico, político o personal, por supuesto ahí tenemos a nuestro amigo Gustavo Petro, que a pesar de ser tan inepto como Santos, todavía tenía unos votos que ponerle, siempre y cuando el presidente se quedara calladito e inoperante (su estado natural) frente a los procesos de destitución y revocatoria en su contra. En ese mismo grupo tenemos a los “honorables” Ñoño Elias y Musa Besaile, que a pesar de que en cuatro años no hicieron nada en el congreso, en la pasada elección de senado obtuvieron las mayores votaciones por cuenta de los enormes “cupos indicativos” (léase MERMELADA) (¿) que usaron para andar pagando voluntades y favores en las elecciones (?) ¡Qué democrático!.

MermeladaPor ahí mismo, aunque con mucha menos plata, los empleados de los distintos (y fracasados) programas gubernamentales y por supuesto (no podían faltar) los beneficiarios de las famosas “casas gratis”, que puede que no tengan ni agua, ni luz, ni gas… ni transporte público, ni alumbrado público, ni vías…  pero que al menos es una casa y si no votaban por Santos los sacaban de allí a las patadas.  Pero ni con todo este montón de maromas antidemocráticas, Santos tenía la victoria asegurada, necesitaban el centavo para el peso, el último empujoncito y es allí donde la Ola Bobo-Santista llegó al rescate.

“¿La Ola Bobo-Santista? Pero ¿Qué es eso?” podrían preguntar algunos. Sencillo.

Bobo-Santista: (n) Dícese de aquel individuo que a pesar de clamar a diestra y siniestra que no es Santista, le hizo campaña a Santos, votó por Santos y celebró la victoria de Santos, dizque porque era el candidato de la paz (a pesar de que en su mandato la guerra se ha recrudecido) pero que en realidad lo hicieron porque odian a Uribe con toda su alma.

“Bueno, ya sabemos que es un Bobo-Santista, pero ¿Por qué es una “ola”?” Fácil, porque justo en el momento en que alguien se atreve a criticar alguna de las muchas estupideces que comete el presidente Santos, los Bobo-Santistas aparecen en cónclave con el mismo argumento “Peor era Uribe”… y cuando alguien le señala que votaron por Santos, salen con el cuento de “Yo no voté por Santos, voté en contra de Uribe”, tan genios, como si eso no hubiese venido siendo lo mismo.

 

Bobo Santista
“Bobo-Santista” descripción gráfica.

Pero hoy no es día de estar reclamándole nada a los Bobo-Santistas (entre los que se encuentran muchos simpatizantes de Petro, o Petro-Bobo-Santistas) hoy es día de felicitarlos, que gracias a su decisivo voto, hoy SU presidente (de ellos, mio no) toma posesión de su cargo, para darnos la bienvenida, no al futuro, como solía decir su gran aliado político y responsable de la crisis económica de los ’90, Cesar Gaviria, sino a la M…

¡Felices Cuatro Años!

Bobo Santistas

Guía Práctica Para Depurar Tus Contactos en Facebook y Whatsapp

Hace unos meses, en una reunión familiar, uno de esos tíos que uno sólo ve en Navidad y Año Nuevo (si acaso), animado por el efecto de varias botellas de cerveza, empezó a hablar de cómo habían cambiado las cosas desde los tiempos en que él iba a la universidad y ahora.

Antes, decía él, para mandarle a decir a la mamá que uno había llegado bien a otra ciudad, había que gastarse el equivalente a la comida de tres días para pagar la llamada, se mandaban cartas ocasionales, pero como también eran costosas, utilizaban la irremediable opción que era el crucigrama, en el que la gente tenía que hacer maromas gramaticales para mandar un mensaje coherente, pero corto, porque por cada palabra cobraban un “jurgo” de plata.

Ahora, continuó el tío, con todo eso del “feis” y el “guasá” todo era más fácil. El tío se refería, por supuesto, a dos de las herramientas de comunicación más utilizadas en todo el mundo en los últimos tiempos: facebook y whatsapp. Lo que el tío no anotó en medio de tanta maravilla, era que en efecto, aunque facebook y whatsapp son tan populares y tan útiles, tienen un lado oscuro que la gente sólo percibe cuando están metido de pies a cabeza en ese cuento. Un aspecto de ese lado oscuro son los contactos.

Desde el momento en que un usuario abre una cuenta de facebook o descarga Whatsapp, siente una necesidad patológica de tener contactos, por lo que empieza a dar el número de teléfono y/o la forma de encontrarlo en facebook a todo el que puede.

Tener contactos en facebook y whatsapp no tiene nada de malo, el problema es cuando esas cuentas se empiezan a llenar de contactos basura que no aportan nada y que sí podrían convertirse en un peligro para el usuario al estar exponiendo información de tipo personal a un montón de desconocidos.

Resulta necesario entonces depurar los contactos que se tienen en estas herramientas.En el caso de whatsapp es un poco más complicado porque esos contactos están atados a la lista de contactos telefónicos, pero precisamente para eso, está la opción de bloquear. Pero ¿Cómo hacerlo? En la siguiente guía se encontrará un método práctico para reconocer quien merece y quien no merece estar en su lista de contactos.

Haga el intento y verá que cuando lo haga se va a sentir mucho más liviano y tranquilo, además de seguro, claro está.

Facebook y Whatsapp
Guía Práctica Para Depurar Tus Contactos en Facebook y Whatsapp