Archivo de la etiqueta: cine

El Hobbit: La Batalla De Los Cinco Ejércitos (Reseñas X)

Afiche Promocional “El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos”

Luego de una execrable primera parte, y una segunda entrega más o menos interesante, Peter Jackson cierra su ciclo en la Tierra Media con la tercera y última parte de la serie precuela de “El Señor de los Anillos” titulada “El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos”. Aunque con el afán que tienen los estudios por producir franquicias de cualquier película pendeja que salga, no me sorprendería que dentro de dos años salgan con la trilogía de “El Simallirion”, los Valar no lo quieran.

“La Batalla de los Cinco Ejércitos se basa en las últimas páginas del libro infantil de 365 páginas “El Hobbit“, pero a diferencia de la obra de Tolkien donde la batalla se suscita, se desarrolla y se termina en el término de un par de capítulos, Jackson extiende los hechos por casi dos horas y media, dejando mucho que desear en el proceso, aunque por lo menos, esta película es mucho menos mala que “Un Viaje Inesperado” que se cuenta entre las películas más malas que haya visto la raza humana desde la invención del cine.

En esta (esperemos todos) última entrega de la saga de La Tierra Media, vemos como Bilbo Bolsón se encuentra en medio del enfrentamiento descomunal por la Montaña Solitaria y sus tesoros fabulosos, luego de la derrota final de Smaug por parte de alguno de los protagonista de la película, cuyo nombre no voy a decir para no dañarles los primeros diez minutos de la cinta.

El enfrentamiento reúne al ejército del pueblo del lago (Ejército Número 1) liderado por Bardo, el pescador (Luke Evans) quien busca únicamente el bienestar para su gente luego de la destrucción provocada por Smaug; el ejército de elfos (2) de Thranduil (Lee Pace, el de Pushing Daisies), que busca las gemas blancas de luz de estrella, por razones que aún no termino de entender; el ejército de enanos (3), liderado por Dáin, Pie de Hierro, primo hermano de Thorin, Escudo de Roble (¡Qué nombres tan originales!) cuyo objetivo es reclamar toda la montaña solitaria y sus tesoros para los señores enanos; y los dos últimos ejércitos… uno liderado por Azog (4), y el otro por Bolg (5), orcos bajo el comando del Necromante… es decir de Sauron, que apenas empezaba a develar sus intenciones en aquella época.

A diferencia de “El Retorno del Rey”, ganadora de casi todos los premios Oscar por allá en 2004, “La Batalla de los Cinco Ejércitos” dista mucho de ser una obra épica del cine contemporáneo, sucumbiendo muy pronto a su destino de película taquillera, con todo lo que ello implica: situaciones graciosas sin sentido, personajes que cambian de opinión cada cinco minutos, peleas cuerpo a cuerpo con tintes de suspenso, romances condenados y soluciones de última hora (aunque en esto último, el mismo Tolkien era un maestro). Es debido a esa cualidad de película taquillera con todos los clichés clásicos del cine estadounidense, que a la mayoría considerará que la película es “buena”, cuando lo que en realidad quieren decir es que es entretenida y divertida por momentos. Pero como todo Blockbuster es una película de ver y olvidar, con muy poco que dejar para la posteridad, salvo el hecho de que ahora todo el mundo lo piensa dos veces antes de considerar a las películas de “El Señor de los Anillos” como unas obras maestras como lo habían hecho hacía unos años.

“La Batalla de los Cinco Ejércitos” tiene como gran fortaleza las secuencias de las batallas, aunque no deja de ser molesta la calidad un tanto deficiente de los gráficos de computador que se utilizaron. Las escenas cuerpo a cuerpo fueron mejores logradas, con un toque dramático sutil que es positivo para el desarrollo de las mismas. Luke Evans (Bardo) se luce en su papel, dejando en claro que le luce más el papel de héroe que el de villano. Y también hay que anotar que es en esta película donde se ve una de las mejores escenas de toda la franquicia de la Tierra Media, protagonizada, por supuesto, por Cate Blanchet, en un enfrentamiento épico con… bueno, tampoco esperaban que se los dijera ¿no?.

Pero estos puntos positivos no subsanan del todo lo vacía que se ve la película por momentos. La relación entre Bilbo y Thorin, al igual que la de Tauriel y Kili, se notan forzadas, por el afán de darle prioridad a las escenas de acción, así mismo el carácter heroico de Bardo se ve minado por su participación en la parte de “comedia” que le incluyeron a la fuerza a la cinta.

Ya para concluir, no estoy seguro de que el final haya sido apropiado, es decir, yo lo pude entender porque leí el libro y sé donde terminaron muchos de los personajes principales, pero para el espectador promedio que ni siquiera debe saber que hay un libro que se llama “El Hobbit”, debe ser preocupante que se haya dejado en vilo el destino de tantos personajes, sin una aclaración final, aunque la opción quizás era peor, porque ya de por sí, la parte final fue mucho más larga de lo que hubiese esperado, quizás en un último afán por permanecer fiel a la obra de Tolkien, idea ridícula luego de todos los cambios que le hicieron.

Una película que pudo haber sido mucho mejor, pero que así como quedó tampoco es que haya sido una perdida completa.

Calificación: 3.89/5.00


Título: El Hobbit, La Batalla de los Cinco Ejércitos.

Director: Peter Jackson.

Protagonistas: Martin Freeman / Ian McKellen / Richard Armitage

Producción: New Line Cinema / Metro-Goldwyn-Meyer / WingNut Films

Distribución: Warner Bros. Pictures.

Duración: 144 Minutos.


Liam Neeson y “Caminando Entre Tumbas” (Reseñas X)

Hay quienes dicen que solamente hay dos clases de películas, las películas buenas, como Lo Que El Viento Se Llevó o Vértigo, y las películas malas como cualquiera de las que se producen en nuestro querido país del Corazón de Jesús para estrenarlas el 25 de Diciembre; Caminando Entre Tumbas es una película que, sin caer en el punto mediocre, se acerca demasiado al borde del abismo de la desidia de Hollywood, pero que al final de cuentas resulta siendo una producción entretenida, artística y sobre todo DIFERENTE, que es lo que necesita el cine mundial en estos momentos.

Caminando Entre Tumbas (A Walk Among The Tombstones) es en realidad (¡oh, sopresa!) la adaptación al cine de la novela homónima, que hace parte de la colección del detective Matthew Scudder, mismo que aparece en un total de dieciocho novelas, al mejor estilo de Agatha Christie con Hercule Poirot. Caminando Entre Tumbas es la décima novela del detective, por lo que muchos de los antecedentes del personaje de la película son extraídos de esos libros, los cuales, seguramente ya no los van a adaptar.

En la película, Matthew Scudder (Neeson) es un policía retirado que se gana la vida como investigador privado, mientras trata de mantenerse sobrio luego de una crisis de alcoholismo que lo llevé a cometer errores graves durante su carrera. Scudder es abordado por los hermanos Peter y Kenny Kristo en Nueva York para investigar la muerte de la esposa de Kenny por parte de una peligrosa banda de psicópatas.  Para llegar a ellos y rescatar a una nueva víctima con vida, Scudder tendrá que acudir a sus mejores técnicas de detective (que no incluyen entrar a un edificio a asesinar a todo el mundo) y a la ayuda de aliados improbables.

La película tiene una fotografía degradada que corresponde a la época que transcurre la película (1999), lo cuál la hace visualmente llamativa. La actuación de Neeson es sólida y coherente, dándole alma a un personaje que en manos de alguien como, por ejemplo, Sylvester Stallone, hubiese perdido todo sentido. La película hace un gran esfuerzo en aprovechar su género apartándose de los clichés, mientras conserva calidad en el argumento y en los diálogos.

¿Escenas memorables? Ninguna, y por ratos se notan demasiadas ramificaciones que bien podían haberse simplificado, haciendo más corta y dinámica la cinta. Es en este punto donde la película pudo haber caído definitivamente en la etiqueta de MALA, sin embargo logro mantener el balance preciso para quedarse con la etiqueta apropiada. Sí, es BUENA, una película para ver con todos los sentidos alerta, nada de ir borracho, trasnochado o enguayabado.

Calificación: 4.00 / 5.00

PD: Si no se la han visto, les dejo la incógnita ¿Qué papel tendrá esta niña en la cinta? :D

Sinsajo: Parte 1 y “El Efecto Hobbit” (Reseñas X)

Entre tanto NaNoWriMo, tantos cierres laborales de fin de año, tantas tareas que entregar en la universidad y tanto drama socio-sentimental, no me había dado tiempo de hacer la reseña correspondiente a la película más esperada para la temporada de Acción de Gracias en todo el mundo y me refiero nada más y nada menos que a la última entrega de la series de Los Juegos del Hambre titulada Sinsajo… bueno, aunque eso de última entrega es relativo, porque en realidad este Sinsajo, es sólo media película, con el nombre de Sinsajo: Parte 1, dejando la “Parte 2″ para la temporada de verano de 2015, lo cuál ha generado una lluvia de críticas a las que por supuesto yo me sumo a continuación.

Algo radicalmente malo debe haber en Sinsajo: Parte 1, que ni siquiera a los fanáticos más acérrimos de la saga terminó por gustarles, llamándola (entre otros epítetos) “aburrida”, “insípida”, “larga”, “incoherente” y hasta “intento descarado del estudio para vender la película por el doble de lo que costó”. En fin, Sinsajo: Parte 1 sufre de lo que llamo “El efecto Hobbit”  que es lo que sucede cuando tratan de sacar más de una película de un libro de no más de 500 páginas, por lo que alguna de ellas (como sucedió con “El Hobbit: Un Viaje Inesperado) termina siendo un bodrio incoherente, aburrido y sin sentido. Valga y venga que de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte y hasta de Amanecer hayan podido sacar dos partes, teniendo en cuenta que son libros de 650 y 700 páginas respectivamente, pero en el caso de Sinsajo, estamos hablando de un libro de menos de 400 páginas, que usted se puede leer de una sentada si tiene buenos hábitos de lectura. ¿Qué se podía esperar de una película así?

Como era de esperarse con esta decisión un tanto absurda basada en la moda de finalizar las sagas de libros con dos películas (bendito sea Dios no había esa moda cuando salió El Señor de los Anillos ¿Se imaginan? “El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey: Parte 1″, ¡Qué Horror!), Sinsajo es una película que a diferencia de las dos anteriores se siente supremamente lenta, demasiado melodramática e insuficientemente entretenida. Según los cálculos de Hollywood, Jennifer Lawrence es la heroína de acción más taquillera, por encima de Angelina Jolie, Kate Beckinsale o Mila Jovovich, pero si alguien considera que con esta película va a incrementar ese monto, estaría casi literalmente “meando fuera del tiesto” porque en Sinsajo: Parte 1, de acción…. pocón, pocón.

Las actuaciones se sienten forzadas y nada naturales incluyendo las de Lawrence, Julianne Moore y hasta la del difunto Philip Seymour Hoffmanni siquiera hablemos de la del hermano de Thor, la de Margaery Tyrell o la del sujeto que se parece a Supermán. La puesta en escenas es la típica de un blockbuster de verano, con el punto menos que la lanzaron en Noviembre, y salvo un par de escenas que muestran momentos claves de la revolución, no hay mucho que destacar, mucho menos en lo referente a los diálogos, que además de ser completamente cliché, los terminan rematando con el intento de parecer graciosos.

Bueno, y se preguntarán por qué he dejado por qué hasta ahora he dejado a Josh Hutcherson (Peeta Mellark) fuera de la reseña, bueno, en primer lugar tiene muy poco tiempo dentro de la cinta, contando todas sus apariciones no creo que supere los cinco minutos y segundo, porque en cada una de sus apariciones deja por el suelo al resto del elenco. A Hutcherson es al único al que se le cree algo y genera algo de empatía. Siendo esta una película melodramática, esperaba más de Lawrence que tenía media película para dar una actuación convincente de su amor por Peeta y queda más falsa que sonrisa de reina.

Quizás todo no es culpa de “El efecto Hobbit”, quizás es que Lawrence se aburrió de Katniss y dejó de esforzarse… además, se ha esforzado tanto en tener papeles de mujer mayor, que ya nadie se come el cuento que es una heroína adolescente… nadie.

Calificación: 2.95/5.00

Reseña Los Juegos del Hambre 

Reseña En Llamas.

Reseña Los Juegos del Hambre (Libro)

Reseñas X: Interestelar ¿Va Nolan en Picada?

Con más pena que gloria para los críticos y el público se estrenó esta semana la más reciente película de Christopher Nolan, el mismo de The Dark Knight e Inception y lo primero que tengo que decir al respecto es: “¿Qué rayos le está pasando al director? ¿Se la está fumando verde o qué?”.

Interstellar / Interestelar

Habiendo visto la filmografía de Nolan completa (Following, Memento, Insomnia, Batman Begins, The Prestige,  The Dark Knight, Inception, The Dark Knight Rises y ahora Interstellar) es claro ver una cuesta ascendente en sus primeros films,  Following fue un interesante experimento para un director novato; Memento un gran paso para el reconocimiento de la industria; Insomnia, la prueba que podía dirigir para Hollywood y Batman Begins la marca de que estaba preparado para los grandes presupuestos. Personalmente considero que sus mejores películas son las que le siguen: The Prestige, que cuenta con una edición y narrativa impecable, The Dark Knight que es una apuesta a una nueva forma de contar las películas de súper héroes e Inception que literalmente nos dejó a todos con la cabeza dando vueltas. Sin embargo, el Nolan de The Dark Knight Rises y de Interstellar parece haber perdido esa chispa de genialidad creativa que marcaba sus primeros filmes. No, no es que el modelo se haya vuelto repetitivo, y no es tampoco una mala elección de actores, para nada.

Interstellar, al igual que The Dark Knight Rises, sufre de una gran debilidad en la forma en que presenta su premisa y sobre todo en su edición. Todos los elementos de Nolan están ahí, buena dirección, realismo, buenos encuadres, excelente manejo de colores, asombrosa musicalización,  pero la manera en que se organizan las escenas conduce irremediablemente a estar más pendiente de la pantalla del celular del que está en la fila de abajo en la sala de cine, que en la película como tal.

La historia es fabulosa y tenía un potencial enorme. En el futuro (calculo yo, digamos 2074 o algo así) Cooper (Matthew McConaughey) es el jefe de una familia de granjeros que ha sobrevivido a las guerras por la comida que azotaron todo el mundo y que literalmente lo dejaron en la inmunda. Cuando los hijos de Coop, Murph y Tom, empiezan a percibir extraños eventos en la casa, Coop encuentra coordenadas que lo conducen a los cuarteles de la NASA, o lo que queda de ella y tienen malas noticias: el planeta Tierra está a punto de volverse inhabitable, por lo que es necesario encontrar otro planeta para sobrevivir y un agujero de gusano que conduce a un sistema con tres planeta prometedores parece ser la solución. A pesar de las suplicas de Murph, Coop decide tomar la misión para salvar a la raza humana, que lo llevará a enfrentar las consecuencias de los agujeros negros, el instinto de conservación y las dimensiones desconocidas del universo. Nada mal para un granjero.

En mi opinión las actuaciones, si bien no son brillantes, están en el mismo nivel de calidad que el de otras películas de Nolan, aunque si debo reconocer que la dubla DiCaprio-Page es mucho más convincente en cámara que la de McConaughey y Hathaway, pero el problema no está en los actores, sino en la construcción de los personajes. Ni Cooper, ni Amelia Brand son personajes que vale la pena ver, porque sencillamente el público no se identifica con ellos. Están mal construidos y no tienen un viaje claro dentro de la película.

¿Por qué estos personajes no funcionan…

De igual manera creo que las mejores actuaciones corrieron por cuenta de Jessica Chastain, Casey Affleck (fenomenal) y un poco Matt Damon, aunque ya como que repite mucho esa plantilla de niño bueno, incluso hasta Topher Grace, a quien no veía desde los tiempos de Spider-Man, no lo hace mal y esto me hace evidenciar una diferencia atroz entre las dos historias, la del espacio y la de la tierra.  Pero igual, sigo pensando que el problema no es en los actores, sino en la forma en como está estructurada y editada la película y sus personajes. ¿Por qué brilla Chastain, Affleck y Damon y no McConaughey y Hathaway? Porque los tres primeros tienen una motivación clara y los dos últimos dos no pasan de ser marionetas de las circunstancias. Una muy mala idea para los dos personajes que debían sostener el peso de la película en sus hombros.

interstellar-6
… y estos sí?

Quizás, al igual que pasó con Shakira, Nolan se volvió demasiado creativo cuando le dieron el control creativo total de sus cintas, o anda como Spielberg, demasiado ocupado supervisando Batman vs Superman, o algo por el estilo, pero aquí sencillamente se pifió. Interstellar es una película que intentando ser inteligente, se vuelve irremediablemente fastidiosa.

Calificación: 3.55/5.00

PD: Estuvo buena la escena climax con la estación espacial. WOW.

Reseñas X: El Libro De La Vida.

Poster promocional de “El Libro de la Vida”

Con un título y una historia más digna de ver un sábado por la mañana en algún mediocre canal infantil, que en una sala de cine, con crispetas y gaseosa, “El Libro de La Vida” empieza como un experimento interesante dentro del cine infantil, pero al final todo queda en más y más de lo mismo.

Hay que anotar que los productores y el director intentaron hacer “algo diferente” dentro de los límites del cine familiar, pero ese “algo diferente” quedó únicamente en una fotografía chillona y en la forma antropomórfica de los personajes, más parecidos a muñecos de madera que seres humanos de la vida real. Pero incluso si perdonáramos el asalto cromático al que nos somete el director cada 3 segundos y la visión incómoda de los personajes, lo que termina de dañar la experiencia es el guión, que precisamente en un intento desesperado de al menos interesar al público estadounidense, se va por los clichés típicos del cine gringo, sin ningún sentido y/u orden visible.

Es cierto que, de alguna manera, en un género completamente dominado por la influencia celta-noreuropea de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen y los hermanos Grimm, ver una historia inspirada en la mitología americana precolombina es hasta cierto punto refrescante, pero todo esa bocanada de aire fresco se apaga rápidamente con una fotografía y una historia francamente decadentes, que sirve de entretenimiento básico por hora y media, pero que después son fácilmente descartables.

No hay diálogos o escenas memorables, y dentro de las que podrían quizás calificar como tales, sólo encontramos un par de números donde los personajes (supuestamente mexicanos)  cantan a todo pulmón “Creep” y  “Can’t Stop Falling In Love”, joyas musicales de la música Anglo, por lo que rápidamente pierde su valor sentimental.

Me gustaría que Guillermo del Toro, que últimamente se ha dedicado a trabajar en proyectos tan mediocres como “Titánes del Pacífico” rescatara un poco de su magia. Para hacer el Laberinto del Fauno, El Espinazo del Diablo y Hellboy no necesitó recurrir a clichés baratos. Tocará esperar a ver con que sale en la próxima, ya sea como director (Crimson Peak) o como productor (Kung Fu Panda 3).

el libro de la vida color

Calificación: 3.70/5.00