Archivo de la etiqueta: juego de tronos

Reseñas X: Game of Thrones 4×09 “The Watchers on The Wall”

Bueno Jon ¿viniste a pelear o viniste a modelar?

Cien guardianes célibes vestidos de negro, cien mil salvajes sedientos de sangre, un muro de hielo de doscientos metros,  mamuts y gigantes fueron algunos de los protagonistas, del “Episodio 9″ de la cuarta temporada de Game of Thrones y para esta reseña quise darme un poco más de tiempo para analizar este capítulo.

“The Watchers on The Wall” es el segundo capítulo que tiene lugar en una sola ubicación, siendo el primero “Blackwater”, el noveno capítulo de la segunda temporada.

La situación en El Muro ha tocado fondo: Castle Black, el fortín de la Guardia de la Noche está custodiado escasamente por 100 hombres mal armados cuya única defensa es el muro de 200 metros que los separa de la llegada inminente del Rey Más Allá del Muro, Raeghar Targaryen Mance Rayder.  Pero al parecer lo único que les importa a Jon y a Sam es hablar de sus experiencias sexuales por las que Sam empieza a sentir una tardía curiosidad, justo cuando las probabilidades de que siga vivo son realmente escasas.

El plan de los salvajes es atacar el flanco norte y sur del muro en Castle Black, y para eso tienen a su warg de cabecera, un tipo que parece sacado de las películas de Benicio del Toro. Ygritte deja claro que está deseosa por matar a Jon Snow, aunque ni el warg, ni Tormund (cazagigantes) le creen una palabra. Está tan buena la discusión entre los salvajes que no se dan cuenta que Gilly, que curiosamente sobrevivió gracias a Ygritte, sale huyendo sin que nadie, ni el super-warg la noten.

WTF?!

A Sam se le ocurre que la mejor manera de satisfacer su curiosidad sexual es ir donde el Maestre Aemon (¡ay por favor!), quien le habla de la mujer que amó (¡Shiera Seastar?), y justo en ese momento Gilly aparece en la puerta de Castle Black, con su hijo (que con 20 grados bajo cero ni siquiera llora) y ambos se prometen no separarse y toda esa sarta de basura… hasta que los cuernos suenan: ¡los salvajes han llegado!

Desde su privilegiada posición en la cima de la muralla, Jon ve como el ejército de Mance, acompañado de un enorme incendio se aproxima, Alliser Thorne, quien es como cien mil veces más inteligente en la serie que en los libros, le dice a Jon que debió escucharlo, pero que en su posición como líder no podía darse el lujo de demostrarse dudoso.

Los primeros salvajes atacan y Ser Alliser empieza a dar órdenes… que los nerviosos reclutas negros tratan de obedecer, metiendo las cuatro de caminar. Y luego dicen que Alliser Thorne es malo por tratarlos de idiotas. Sam, por su parte, le promete a Gilly que no morirá en la doble batalla que están a punto de enfrentar… sí, claro porque un gordo cobarde tiene muchas probabilidades de quedar vivo en una pelea de semejante calibre, pero en fin. En una conversación bastante aburrida con Pyp (?) le dice que no se trata de ser valiente, sino de tener razones para olvidar quien se es… quizás aburrida la conversación, pero inteligente.

Ygritte, Tormundo y su amigo el super-warg inician el ataque desde el flanco sur, por lo que Alliser tiene que dejar inconclusa su importante labor de insultar estúpidos, para ponerse al frente de la batalla que se desarrolla abajo, dejando a cargo a Janos Slynt… Por favor.

Aragorn Alliser Thorne da un magnífico discurso de motivación y los guardias de la noche empiezan una batalla sin cuartel contra los salvajes del flanco sur.  En el flanco norte, los gigantes y los mamuts empiezan a atacar la puerta, y el inútil ese de Janos Slynt lo único que se le ocurre es seguir hablando de como era su trabajo en King’s Landing, por lo que Grenn (?) toma la iniciativa y le dice a Janos que bajé de inmediato bajo ordenes de Ser Alliser (no tiene nada que ver con el alicer de cabello). Entonces Jon toma el mando…  justo cuando un gigante arroja una flecha enorme y clava a un hermano negro lanzándolo al otro lado del muro, donde ocurre la batalla con Ygritte y Tormund.

Y eso no es todo, los gigantes destruyen el resguardo de los guardias en la cima, atacan la puerta de hierro y los salvajes ven su oportunidad para escalar la muralla. Las cosas en el flanco sur, están graves, tanto así que Janos Slynt termina refugiándose en la cocina con Gilly, mientras los guardias hacen uso hasta de agua hirviendo y cuchillos de destazar para servirse a unos cuantos salvajes.  Pyp  (?) no corre con la misma suerte y es asesinado por Ygritte, por lo que muere en la compañía de Sam. Bueno, al menos no muere solo.

Y bueno, la suerte al parecer sí está con Sam, porque encima de que no muere, mata al super-warg, antes que este le clave una flecha en su gordo cuerpo. Ser Alliser se da buen combate con Tormund, pero este logra herirlo, pero los guardias sobrantes logran sacarlo de la pelea.

Mientras tanto las cosas en el flanco norte no pintan nada bien, si bien lograron quemar a uno de los Mamuts CGI, contraviniendo la legislación de “Ningún animal fabricado por computadora fue herido durante la producción de esta serie”… uno de los gigantes ha logrado forzar la puerta de hierro exterior y se dispone a entrar a Castle Black. Jon encarga a Grenn la misión de no permitir que tal cosa sucede, mientras Sam queda encargado de soltar a Ghost, porque ¿Qué mejor que un Lobo Huargo para asistir en una batalla? Pero con todo eso, Jon tiene que bajar a asistir, dejando a Edd, El Penas, a cargo de la cima del muro.

Edd lo hace tan bien que al ver al montón de salvajes escalando el muro, libera la guadaña (que no sé de dónde salió ni por qué la tenían ahí) y literalmente borra al grupo salvaje.  Bien Edd.

Mientras tanto Jon tiene que enfrentar al villano salvaje que comer carne humana… que según la página de Wikipedia se llama Styr (no me puedo saber los nombres de todos), y aunque Styr le da una paliza al muchacho, Jon logra clavarle un martillo en la cabeza… luego de escupirle sangre en la cara. Que asco.

¿Ese era Styr? Y yo que creía que era un caníbal ahí sin nombre…

Luego, en la mejor escena del capítulo, Grenn y su grupo se enfrentan al gigante recitando el juramento de los guardias de la noche. Piel de gallina.

Y justo en ese momento, como en cualquier telenovela de Telemundo, Jon queda cara a cara con Ygritte, y casi casi parece que se van a abrazar… cuando una flecha atraviesa a la chica (¡OMG!) ¿El responsable? Olly (?) el hijo del campesino que ella asesinó hace como 7 capítulo. La vida es justa, Ygritte… y bueno Jon le dice adiós, en una escena igual de mal actuada que el capítulo final de La Madrastra.

En la cima, Edd, el Penas, se da cuenta que los salvajes han empezado la retirada, pero que eso no significa que hayan sido derrotados, sino que simplemente, Mance Rayder está probando que tan fuerte es la guardia.

La mañana siguiente, los hermanos negros se dan cuenta que Mance Rayder está preparando un nuevo ataque… esa misma noche, por lo que a Jon se le ocurre la gran solución: salir al norte del muro y matar el mismo a Mance Rayder. Definitivamente.

Este capítulo, si bien estuvo bien, no fue la gran maravilla; sí, fue divertido, sí, tuvo drama, sí, tuvo frases inteligentes… pero no fue lo suficientemente entretenido para mantenernos 60 minutos en la silla sin dar un bostezo y eso es consecuencia de que la trama de El Muro ha tenido 3 o 4 escenas durante toda la temporada por lo que es imposible seguirle el hilo conductor de manera eficiente… encima, es muy dificil recordar todos los nombres, uno no sabe (ni importa tampoco) quien es Pyp, Grenn o Ed… apenas Jon, Sam y hasta Thorne y bueno Janos Slynt, quien quedó vivo para la próxima temporada. Y con esto estamos a punto de dar paso al último capítulo titulado “Los Niños”… espero que no vaya el Bienestar Familiar y se los quite.

Reseñas X: Game of Thrones 4×08 “The Mountain and The Viper”

Ni Edvard Munch, en su famosa pintura “El Grito” de 1983, alcanza a reflejar el nivel de horror y espanto que me ha dejado este capítulo de Game of Thrones. ¿En que momento dejamos de ver traseros y sexo simulado para ver gente monstruosamente asesinada? ¿Ah? Ok, ok, mientras me calmo, vamos a ver que fue lo que pasó.

El Norte:

Que flojera con el montón de relleno inútil que le están metiendo a esta serie. Si los productores se quieren meter con el material de los libros 4 y 5 que lo hagan y ya… no veo necesidad de andar extendiendo por 8 capítulos algo que pudo haber sucedido en 3. Los salvajes atacan Mole’s Town (sí, el pueblo ese de las putas… no, no es Cartagena) por lo que en el muro Gilly se presume muerta por Jon, Sam y sus amigos, que prevén una batalla de 100.000 salvajes contra 100 guardias de la noche, lo que literalmente los dejarían en la inmunda sino hubiera un muro de 200 metros entre ellos.

Mientras tanto, más al sur, Theon se hace pasar por… ¿Theon? ¿Qué? Ah ya, es que Theon ahora no es Theon sino Reek, después que le cortaron… bueno, ya ustedes saben que fue lo que le cortaron. Theon se hace pasar por Theon para recuperar Moat Cailin (que salió en los créditos, oh yeah). Theon no sólo consigue su propósito sino que con esta victoria logra elevar a Ramsey “El desollador” Nieve a hijo legítimo de Lord Bolton. Lo último que vemos de estos personajes es que se dirigen a Invernalia.

El Valle:

Mientras que en el Norte rellenan, en el Valle cambian todo lo que pasó en los libros de una manera tan extraña que uno realmente no sabe donde van a parar. Los lores del Valle están investigando muy juiciosamente la muerte de Lysa Arryn interrogando a Petyr Baelish que nunca ha dicho la verdad en toda su vida, por lo cual deciden traer a Alayne… digo, a Sansa, que decide contar toda la verdad… toda, excepto la parte donde Baelish empuja a Lysa por el hueco ese a más de 2000 metros de altura, manipulando efectivamente a los lores con el cuentico de que la vieja se suicido. Aunque claro, teniendo en cuenta lo transtornada que estaba la infeliz esa, todo el mundo se creyó el cuento completico. Petyr se confunde ante la evidente manipulación de Sansa y llegan a la conclusión de que ambos se pueden proteger, aunque no me gustó que es lo que Baelish quiere a cambio de dicha protección… lo último que vemos es a Sansa con el cabello teñido de negro, vistiendo una ropa que hasta Paris Hilton consideraría que es de una mujerzuela y no de una dama del Valle.

Mientras eso sucede arriba, abajo o donde sea, Arya y el Sabueso llegan a la puerta sangrienta, que en el libro está  kilómetros de Eyrie, pero que en la serie parece que está ahí a dos cuadras. Al llegar les informan que Lady Lysa Arryn se murió lo cuál destornilla de la risa a Arya. Sí, yo tampoco entendí.

Meereen:

¿Qué? ¿Todavía estamos en Meereen? Bueno, trataré de ser lo más breve posible, porque sólo hablar de esa ciudad da pereza. Al parecer los escritores quieren un romance entre Grey Worm y Missandei, que es un amor tan atormentado como el de las novelas de Victoria Ruffo, por el hecho de que Grey Worm está castrado… lo que no sabemos es si sólo le cortaron los testiculos, u otra cosa más importante, sí, eso que se necesita para consumar cualquier relación… aunque viéndolo bien, no creo que sea TAN necesario, o sea Grey Worm tiene lengua ¿o no?

Ser Barristan, por otro lado, recibe la cartica que le envió Tywin Lannister hace un par de capítulos donde literalmente echa al agua a Ser Jorah por enviarle información de Daenerys a Varys, y por ahí directo a Robert Baratheon. Daenerys no escucha las súplicas de Jorah, que no fueron tan humildes como deberían ser, y le toca largarse de Meereen antes que Daenerys le corte la cabeza. Cada vez me convenzo más que Daenerys no sólo es estúpida, sino también loca. ¿Cómo se le ocurre dejar ir a su hombre de confianza? O sea, si la hubiese querido matar, lo hubiese hecho hace 40 capítulos ¿No cree ella? En fin, al menos Jorah tiene la oportunidad de salir de ese hueco.

King’s Landing:

Y llegamos al punto climático del capítulo. Tyrion está esperando el momento de su juicio por combate con su querido hermano Jaime, que en lugar de darle ánimos parece estar resignado a que va a perder a su hermanito. Después de una aburrida historia de un joven “especial” que mataba escarabajos, empieza la diversión. Oberyn Martell, que tiene delirios de estrella de Hollywood hace su aparición sensacional en la arena de combate esgrimiendo su lanza. Pero al parece está más interesado en extraer una confesión de su enemigo, Gregor “La Montaña” Clegane que en matarlo, lo cuál es un error muy, muy grave. Evidentemente, Oberyn es un combatiente muy superior logrando derrotar a Clegane, pero en lugar de rematarlo inicia una tortura psicológica para hacerlo confesar, entonces es cuando ocurre el horror.

En los libros la escena no es fácil de leer, no señor, pero aquí ya estamos pasando todos los límites, quizás por motivos de tiempo, Gregor Clegane logra atrapar al escurridizo Oberyn y le vuela todos los dientes de un solo pepazo, lo arroja al suelo y le introduce los pulgares en los ojos mientras él hace su confesión, sí, el mató a Ellia Martell y a sus hijos (oh, ¿Aegon?) y le estripó el craneo, justo como lo hace con él. Antes el horror de los espectadores en la arena y de los que estábamos frente a la pantalla, terminó el capítulo y yo creo que esta noche no voy a poder dormir.

Oberyn Martell
Sí, más o menos esto fue lo que pasó.

Con sólo dos capítulos adicionales, espero de verdad que esta temporada valga la pena.

Cersei Oberyn
Oigan, no jueguen con eso…

 

 

 

 

 

Reseñas X: Game of Thrones 4×07 “Mockingbird”

Y llegamos al que personalmente considero el capítulo más aburrido de Game of Thrones, no sólo de la cuarta temporada, sino de toda la serie. Se sabía que estirar el último tercio de “Tormenta de Espadas” en una sola temporada pasaría factura en algún momento, pero con este capítulo tocó fondo: escenas que sobran, diálogos eternos, inconsistencia en el argumento, con la ironía de que en dos o tres escenas a las que se le debió dar mucha más pompa y espectáculo quedaron reducidas a su mínima expresión. Pero, como siempre, vamos por partes.

En Meereen

Y parece que por fin nos vamos adentrando al romance más odiado de toda la escritura fantástica desde los tiempos de Tolkien: Daario Naharis y Daenerys Targaryen. Y al parecer los productores quisieron traducir, fielmente y en HD, las pendejadas de esos dos en los libros. Eric Bana Daario Naharis entra a la habitación de Daenerys ofreciéndole flores y declarando su incondicional amor por ella, Daenerys, la reina Daenerys, como todas las mujeres, deja que Daario sufra un rato, hasta que ella decide darle la oportunidad, ordenándola que se desvista. Y con las nalgas de un doble de cuerpos, se paga la cuota de sexo semanal en Game of Thrones. Lo lógico hubiese sido una escena de sexo en este punto… pero por el contrato de Emilia Clarke renegociado para no volver a mostrar las tetas, muchos se quedarán con las ganas.

Game of Thrones - Episode 4.07 - Mockingbird - Promotional Photos (2)

Lo próximo que vemos es a Daario abotonándose la camisa, saliendo del cuarto en una actitud de tonto sobrado que no le termino de creer, donde se encuentra con Jorah, que como es bien sabido, anda enamorado de Daenerys como desde el primer capítulo. Jorah, por supuesto, le dice a Dany que debe alejarse de Daario, porque no es confiable. Daenerys le dice que confía en que Daario logre someter a Yunkai por la fuerza, a lo que Jorah recomienda tener misericordia, y a diferencia de lo que sucede en los libros ¡Daenerys escucha! y propone un plan pacífico para Meereen dándole el crédito a su caballero.

En El Muro

Jon y sus amigos cuervos regresan de su fructífera expedición a Craster’s Keep con Ghost, pero sólo traen malas noticias: Raeghar Targaryen Mance Ryder está a menos de un mes de tocar el muro, Jon propone cerrar el tunel y atacar a los salvajes desde la cima. Ser Allister, por supuesto, no está de acuerdo y dice que es cobardía esconderse tras el muro, desacreditando a Jon y enviándolo a cubrir la muralla en el turno nocturno junto con Sam… lo que me da a entender que esos dos van a ser los primeros en avistar al ejército salvaje con gigantes y todo.

En La Tierra de los Ríos

Siguen las aventuras de Arya y El Sabueso, esta vez se encuentran con un anciano moribundo, atacado por las fuerzas Lannister desplegadas en el territorio, y a manera de clase didáctica, El Sabueso asesina al anciano, claro sólo para evitar que sufra y para enseñarle a Arya donde está el corazón, lección que Arya aplica de inmediato cuando más hombres Lannister aparecen, tan aplicada ella… Luego vemos que el Sabueso ha sufrido una herida leve, Arya se ofrece a curarlo con el viejo y placentero método de quemar la herida, pero Sandor Clegane, aterrorizado por el fuego, no se lo permite. El Sabueso le cuenta la historia a Arya de como Gregor, su hermano, lo quemó por tomar prestado uno de sus juguetes. Arya se apiada de su extraño protector e intenta curarle la herida… intenta.

Y en una gran participación especial, Hotpie se encuentra con Brienne y Pod, que le dicen de una que están buscando a Sansa Stark (no como en el libro que Brienne, de idiota, nunca dice a quienes están buscando), Hotpie les informa que no sabe nada de Sansa Stark, sino de Arya, con quien estuvo antes de escaparse con el Sabueso… o bueno, antes de que el Sabueso la capturara. Deciden ir al Valle para ver si alguna de las dos se encuentra por esos parajes.

En Dragonstone

En la escena más aburrida de toda la serie, Melissandre, desnuda, como siempre… habla con Selyse Baratheon de la necesidad de convencer a Shireen de unirse a la adoración del dios rojo (No, no es el diablo, es R’hollor, blasfemos!) Melisandre, mientras tanta habla de que a veces para convencer a alguien de unirse a la verdad se necesitan trucos y mentiras… tan sabia ella, dando esa exposición sin ropa.

En El Valle

De Arryn, no del Cauca, Sansa sale a tomar el sol con tan mala suerte que está nevando… así que decide exponerse a una bronco-neumonía y salir a construir castillos en la nieve como si nada… Sansa construye a Winterfell, que teniendo en cuenta  que es el castillo de los Stark, es la cosa más estúpida que pudo hacer ¿Qué tal que alguien la vea? Aunque como esos castillos pasan vacíos… Sansa ha terminado cuando llega Robin, y con una pataleta destruye el castillo, por lo que ella lo golpea. Littlefinger la felicita y le roba un beso. Lysa luego manda a llamar a Sansa al salón ese que tiene un hueco en el piso (Puerta de la Luna) y está dispuesta a lanzarla por haber besado a su marido. Esta escena en los libros es mucho más dramática y se extiende por varias páginas, por lo que verla en 2 minutos no fue para nada satisfactorio. Y lo siguiente, peor.

GOT407_092613_HS_DSC61841

Littlefinger interrumpe a Lysa y le ordena soltar a Sansa, le jura que solamente ha amado a una mujer… pero la sorpresa de Lysa es mayúscula cuando él le dice que sólo amo a su hermana (“Only your sister” , no “Only Cat”, estúpido show) la empuja al hueco ese en el piso,  que dada la altura de 700 metros hasta el fondo, presume muerta a la señora.

En King’s Landing.

Jaime empieza diciéndole a Tyrion lo tonto que es, que él ya tenía todo listo para sacarlo del problema y enviarlo perdonado al muro. Pero Tyrion está satisfecho de haberle dañado los planes a su padre y a la zorra de Shae, pero cuando Jaime le informa que no puede luchar aún, Tyrion se desespera, más cuando se sabe que el campeón de Cersei será Gregor Clegane “La Montaña”, al que muestran junto a Cersei, luego de matar unos cuantos miserables muertos de miedo. No, pues, que proeza.

Tyrion habla con Bronn, quien le dice que Cersei arregló un matrimonio con una noble local “Lollys Stokeworth”, que Bronn ve como su oportunidad de pasar a la nobleza. Bronn tampoco podrá servirle de ayuda a Tyrion. Pero la ayuda llega de un lugar inesperado.

Oberyn Martell, que extrañamente no andaba follándose a alguna diablilla o algún diablillo, visita a Tyrion y le dice que Cersei intentó ponerlo en su contra. Oberyn le cuenta a Tyrion que el odio de Cersei hacia él no es nuevo, que data desde su nacimiento: Cersei lo odia por haber ocasionado su muerte al nacer. Oberyn, le dice a Tyrion que él será su campeón en el juicio por combate.

Y menos mal que el capítulo terminó allí por que ya me estaba durmiendo. Zzzzz

 

Reseñas X: Game of Thrones 4×06 “The Laws of Gods and Men”

Tyrion
El juicio de Tyrion Lannister cubre gran parte del capítulo.

Y ya dobló la esquina la cuarta temporada de Game of Thrones, con un capítulo que para los que leímos el libro, lo primero que tuvo de sorprendente fue ver a Braavos en los créditos de apertura. Este capítulo, como se está haciendo costumbre, tuvo dos partes: en la primera media hora saltamos por diferentes zonas geográficas: el Norte, Braavos, Meereen y King’s Landing, pero la segunda media hora se enfocó casi en su totalidad en el juicio de Tyrion Lannister. Pero como siempre, vamos por partes.

En Dreadfort/Fuerte Terror.

Yara (que en los libros es Asha) Greyjoy finalmente le dio la vuelta al Westeros y llegó a Dreadfort, el castillo de la Casa Bolton, con la firme intención de rescatar a Theon, pero a pesar del ataque exitoso, en el momento de sacar a Theon de las perreras donde Ramsey lo tiene prisionero, Theon, o más bien, Reek entra en pánico y grita a los cuatro vientos que hay intrusos, hasta el punto de atacar a Yara, que se supone está allí para rescatarlo. Por supuesto, Ramsey y los guardias de Dreadfort, que se ven muy poquitos para esta época del año, entran en alerta y frustran el ataque de los hijos del hierro, que tienen que largarse por donde vinieron. Ramsey en recompensa por la lealtad de Reek, le ofrece un baño, a cambio de un favor muy especial… no, no es sexo, es que se haga pasar por Theon Greojoy para matar unos cuantos hijos del hierro.

En Braavos

Braavos
La ciudad libre de Braavos.

Que bien, por fin vemos a Braavos,  más exactamento al Banco de Hierro en la ciudad libre de Braavos y no sé, pero algo me dice que este banco no es de los que te reportan a Datacrédito cuando no pagas tus deudas… en fin Davos y Stannis acuden al Banco de Hierro a solicitar un crédito en el nombre del Trono de Hierro… pero en el Banco de Hierro no dan créditos tan fácil como en Bancamía o en Mundo Mujer y le informan que al estar Tommen en King’s Landing, su postura como rey de los Siete Reinos está más que en duda. Pero Davos, en una gran demostración de inteligencia, logra convencer a los banqueros de prestarles lo suficiente para continuar la lucha, y el primer reclutado es Salladhor Saan, un pirata que cumplió con la función semanal de nalguear a una mujer desnuda.

En Meereen

Bueno, y los dragoncitos que vimos nacer en la primera temporada ya crecieron, tanto así, que ya andan por los terrenos baldíos cazando cabras y todo, y por supuesto el dueño de las cabras acude a Daenerys para que le solucione el problema, porque claro, es bien sabido que los gobernantes le resuelven los problemas a su pueblo… pero para sorpresa de todos, Daenerys le promete pagar el triple al cabrero por lo que perdió por causa de Drogon. Y entre los 250 solicitantes que siguen, se encuentra Hizdhar zo Loraq (es mejor que se vayan acostumbrando a los nombres) quien le pide que le permita bajar a su padre de la cruz y enterrarlo con dignidad, a lo que Daenerys, bastante reacia accede. Pero el asunto es que apenas van dos peticiones y ya está cansada… muy mala para ser reina resultó Dany.

Y mientras tanto en King’s Landing.

El consejo del rey se reúne, con las noticias de que Sandor Clegane desistió de la causa de Tommen y de que Daenerys Targaryen con 8000 soldados inmaculados, dos compañías de mercenarios y tres dragones, se ha estacionado en Meereen. Tywin pide lapiz y papel para enviar algo a Meereen ¿Será acaso una propuesta para que Daenerys se case con Tommen? ¿O tiene algún espía en Meereen? ¿O espera tenerlo? En fin.

Luego pasamos al juicio de Tyrion, donde de acuerdo a lo planeado por Cersei, todo el mundo (Varys, Pycelle, etc, etc) acusa al “enano diabólico”, Jaime en privado con su padre, le pide que le perdone la vida a Tyrion a cambio de su renuncia a la guardia real (no, eso no estaba en el libro) y de convertirse en el señor de Casterly Rock. Tywin accede, pero las cosas se ponen muy mal de vuelta al jucio cuando Shae acusa a Tyrion de conspirar con Sansa en la muerte de Joffrey. Es entonces, que Tyrion estalla.

Al verse acusado falsamente de traición, Tyrion manifiesta que cometió un error al dejar que King’s Landing sobreviviera al asedio de Stannis y que hubiese sido mejor dejarlos hundir en el fugo (bien, Tyrion!) le dice a Cersei que le dio más placer ver morir a su “cruel bastardo” (sí, en frente de todos, vamos Tyrion!) que 1000 golfas mentirosas (en tu cara, Shae!) y que no esperará el final de aquella farsa, porque exigirá un juicio por combate…

Cersei
Cersei, cuando Tyrion pide el juicio por combate.

Y así con la cara de decepción de Cersei termina todo; ya parece que hay una intención de los productores de tentar a Jorah con el perdón de Tywin si asesina a Daenerys… lo cuál podría tener serios efectos dramáticos. No, no salió ni Sansa, ni Arya, ni Bran, ni Jon… ningún Stark. Y eso que se supone que ellos son los protagonistas.

Reseñas X: Game of Thrones 4×04 “Oathkeeper”

Iba a la mitad de este capítulo de Game of Thrones cuando me asaltó la duda de si en realidad tantos cambios del material del libro en realidad valdrían la pena, sólo para que en los últimos minutos me callaran la boca por completo, minutos que hicieron de Oathkeeper, el capítulo más revelador de la serie, al menos para los que estamos pegados del techo esperando el libro seis. Pero vayamos por partes.

En Meereen empiezan a haber muchos cambios. Grey Worm, que al parecer tiene muchas afinidades geográficas con Missandei, lidera el ataque a la ciudad de las pirámides, pero este ataque difiere mucho de lo sucedido en el libro. Aquí prácticamente Grey Worm lo único que tuvo que hacer fue convencer a los esclavos de Meereen que cooperaran y abrieran las puertas de la ciudad, luego de doblegar a sus amos, lo cuál efectivamente ocurrió. Me parece bastante extraño que un grupo de esclavos sin derechos hayan tenido la libertad de movilidad y expresión necesarias para un ataque coordinado, pero todo sea por que la historia en esa punto avance. Una vez con la ciudad bajo sus pies, Daenerys decide tomar justicia (yo diría venganza) de los nobles de Meereen que asesinaron a más de 200 esclavos,  crucificando al mismo número de ellos ante los ojos de la ciudad, y a pesar de los consejos de Ser Barristan que aconsejó que tuviera misericordia. Daenerys cumplió con su cometido y ahora es dueña y señora de Meereen. Mientras en King’s Landing (que es donde debería estar) los Lannister están haciendo de las suyas.

Jaime sigue los entrenamientos con Bronn, quien le sugiere que visite a Tyrion. Pero Cersei lo presiona para que lo abandone y que además de eso traiga la cabeza de Sansa Stark a quien ella cree culpable de la muerte de Joffrey. Tyrion le dice a Jaime que no cree que Sansa sea una asesina, o al menos no aún. En vista de que Cersei ha ofrecido recompensa por la cabeza de Sansa, Jaime decide enviar a Brienne a buscarla y ponerla a salvo, entregándole la espada de acero valyrio que le regaló Tywin: “Oathkeeper” o “Guardajuramentos” o como le dijeron en el doblaje de HBO “Guardapromesas” y de ñapa le incluye a Podrick Payne, una armadura y alguito de plata para que no se vaya con las manos vacías.  Pero eso no es lo único que sucede en King’s Landing, Lady Olenna le confiesa a Margaery que ella tuvo que ver en la muerte de Joffrey, pero que sus sueños no han terminado si ella sabe jugar bien sus cartas, y bien que lo hace, porque se mete al cuarto de Tommen en medio de la noche. Y la pregunta que hizo Tommen es legítima ¿Dónde rayos están los guardias? ¿Acaso ninguno tuvo el sentido común de impedirle el paso? ¿O acaso ella encontró otro camino? ¿O no alcanzó el presupuesto?

Bueno y mientras todo el mundo busca a Sansa, ella sigue en el barco dando muestras de que no es tan bruta como Littlefinger cree, ella sabe que él asesinó a Joffrey y que su interés en eso va mucho más allá de sólo crear confusión. Bueno, al menos Sansa sabe algo.

Y finalmente llegamos al Norte, que es donde pasaron muchas cosas, muy, muy interesantes. Sam está preocupado por Gilly por los informes de salvajes en el sur del muro, pero la orden de no salir de Castle Black los tiene atrapados. Sam y Jon discuten sobre Bran, quien está del otro lado de la muralla. Locke, quien está en el muro precisamente para buscar a los dos niños Stark, escucha la conversación y se une a Jon en su expedición a la Fortaleza de Craster donde están los hombres de la Guardia amotinados.

En la Fortaleza de Craster, los asesinos de Mormont, tienen a las hijas/esposas de Craster de esclavas sexuales, hasta que una de ellas da a luz. Las esposas de Craster le indican a los hombres que lo tienen que entregar a los caminantes blancos. Bran, Meera y Jojen que andan de lo más tranquilos por el bosque escuchan al bebé. Bran posee a Summer, sólo para caer un una trampa y quedar en la misma jaula con Ghost, que también anda en las mismas.  Bran, Meera, Jojen y Hodor van en la super misión de rescate, que dura menos que un buñuelo en la puerta de una escuela. Finalmente el líder de los traidores se da cuenta que Bran, Meera y Jojen son nobles y que son valiosos vivos, más aún cuando se da cuenta que Bran es el heredero de Invernalia, un segundo antes de que Jojen convulsione en el piso.

Y en la escena clave, la escena final, vemos como uno de los Caminantes Blancos se lleva al bebé y en una especie de ritual con otros de su especie… ¡transforman al bebé en un caminante blanco! Esto no es para nada trivial, es uno de los puntos en los que los lectores han discutido más, desde hace 16 años. Sin duda otra razón para seguir viendo Game of Thrones.

Ya sabemos quienes son los Caminantes Blancos / White Walkers.
Ya sabemos quienes son los Caminantes Blancos / White Walkers.!!!!